¿Necesitas ayuda?    Atención al cliente

Blog del viajero

Todos los consejos para viajeros y la información sobre lugares interesantes para visitar

 

Ruta por la carretera de Lyse

 

Recorrer la carretera Lyse, que antes era una ruta de servicios para una central hidroeléctrica, supone una experiencia inolvidable. Se retuerce, sube y baja agarrada precariamente al borde de una montaña que se alza junto a uno de los fiordos más bellos de Noruega, lo que la convierte en todo un reto para tu habilidad al volante y en una dosis de adrenalina sin igual. Constituida en los años ochenta, la carretera Lyse, de 44 kilómetros, es el destino definitivo para todos los que disfrutan conduciendo por carreteras entre montañas. A lo largo de toda la ruta, te encuentras atrapado entre magnificas montañas a un lado y la reluciente oscuridad del Lysefjord al otro; realmente parece un anuncio de coches.

Vista desde el cielo, seguramente parece una gigantesca serpiente que alguien ha lanzado contra el borde de la montaña. Con veintisiete curvas de horquilla, la Lyse es todo un reto para tus frenos. Las vistas son siempre impresionantes, aunque a veces desorientan un poco; y la relativa estrechez de algunas partes del fiordo crea una luz maravillosa.

Hay pocos puntos en los que puedas parar, pero es recomendable que lo hagas,aunque sólo sea por el bien del conductor, tan concentrado en la carretera que casi no podrá disfrutar del precioso paisaje. El respeto por los demás usuarios de la ruta debe ser prioritario en esta vía, que en ocasiones es de un solo carril, pero, en cualquier caso, es una escapada de primera categoría si encuentras el camino despejado.

 
 
 
 
Diseñado y desarrolado por Corem web.